El automóvil bajo acusación.

excesovelocidad1.jpg

El coche es un gran invento que nos permite desplazarnos de un lugar a otro de forma mas o menos rápida (excepto en ciudad) , segura (salvo por algunos conductores) y cómoda (si encontramos aparcamiento en el destino). Suele ser agradable de conducir (si evitamos los atascos y el tráfico denso), y nos permite aislarnos del ruido y las inclemencias meteorológicas, escuchar la radio (que nos informa del tráfico y los embotellamientos) o nuestro CD favorito mientras nos deleitamos en la conducción. Pero el coche también requiere de mucha atención y gasto: en primer lugar la compra (con o sin financiación), seguido de mantenimiento mecánico (revisiones, aceite y otros, niveles, neumáticos, amortiguadores, etc), impuestos, seguro, parking, zona azul, combustible, peajes, pequeñas reparaciones de chapa o pintura, retrovisores o lunas rotos o dañados, multas, grúas, reposición de piezas, accesorios, ITV…?. Por no citar algunas pequeñas y grandes molestias: aparcar en el centro, recordar donde se aparcó, los golpes de las puertas del que aparca al lado, poner gasolina cada 2×3, buscar un seguro mas barato, la puerta nueva del parking, inflar los neumáticos,…hasta ahorrar para el coche nuevo cuando se ha terminado de pagar el viejo.

A título general al automóvil se le acusa de algo mucho mas grave: anualmente en el mundo mas de un millón de muertes (heridos graves aparte) son debidas a accidentes en carretera. De ellos 180.000 son niños. Sólo se contabilizan los accidentes, pero ¿Cuántas muertes causa por la contaminación que provoca? ¿Y cuál es su influencia sobre el cambio climático? Su consumo de combustible, ¿Cuánta importación de petróleo barato precisa? ¿Y cuántas guerras justificará éste? Por fin,¿Cuántas hectáreas de tierras se quedan bajo el asfalto por el automóvil?

Los fabricante de coches (creadores de automóviles se gustan llamar últimamente) son en cierto modo fabricantes de armas de destrucción masiva. No crean máquinas para el desplazamiento de las personas, sino engendros mecánicos capaces de grandes hazañas de potencia y velocidad punta. Nos toman el pelo con la patraña de la seguridad cuando cualquier avance en seguridad queda anulado con el avance en velocidad y aceleración y con el aumento del tráfico. Por supuesto cuentan con la complicidad de los estados y recaudadores de impuestos. La publicidad a su vez juega el papel de manipular los deseos insatisfechos y anhelos absurdos de los consumidores. Son artesanos de la psicología de masas.

La culpabilización del usuario por parte del estado-cómplice pretende vestir de inocencia al fabricante y por supuesto legitimar al recaudador (mejor multar que evitar de raíz). Radares y zonas azules son formas hipócritas de recaudar impuestos mas que formas efectivas de evitar excesos al volante.
En cualquier caso ahí están las autopistas para el desenfreno, cotos de velocidad en los que el conductor al que le vendieron un coche demasiado potente pueda apretar el acelerador para comprobar que finalmente no fue engañado del todo. ¿o acaso es posible circular a “sólo” 120 km/h por la autopista sin tener que apartarse continuamente del carril de la izquierda para dejar paso a los que van a 14o ó 150km/h?

No puedo evitar mencionar lo que para mí es la gran tomadura de pelo del reciclaje, aplicable como no, al caso del automóvil. Este es un consumidor intensivo de materias y energía. Acero, plástico, neumáticos, aceite, combustible, asfalto, cemento. Y de espacio, mucho espacio: parkings, accesos, garajes, talleres, concesionarios. Es la movilidad insostenible.

El “coche ecológico” es al fín una vuelta de tuerca mas en la tomadura de pelo que es esto del auto, pues no puede existir tal cosa. Es como el “crecimiento sostenible”, toda una pura contradicción, pues lo que ahora necesitamos es decrecimiento. Piensen por ustedes mismos y juzguen. Si aún son capaces después de años de adoctrinamiento automovilistico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s