DICCIONARIO Indispensable para POLÍTICOS y Altos FUNCIONARIOS

PoliticosAunque a primera vista podría parecer rico y variado, en realidad el lenguaje de los políticos y altos funcionarios sólo es especial por su peculiar quasi-jerga de burócrata especialista en derecho, salpicadísima de pseudo ciencia económica de la peor clase, excesivamente impreciso y ambiguo como para ser realmente útil (a los ciudanos que se supone que representan).

Por otra parte, su lenguaje es pobre (pero resultón para el común de la ciudadanía), con poco color y tono, apenas contenido útil y significado de poco valor.

Hasta aquí no hay demasiado problema, aparte de que resulta mortalmente aburrido escuchar las exposiciones verbales de cualquier orador político).

El verdadero problema es que su ignorancia manifiesta de los temas realmente serios es un grave peligro para los ciudadanos del país en el que gobiernan, y para el mundo entero dada la globalización de la política y dado que los políticos del orbe son cada vez mas parecidos entre ellos.

Insisto: que no se les entienda no es tan grave; en cambio, su silencio o ignorancia sobre los asuntos verdaderamente trascendentales nos podría llevar a la conclusión de que nos gobiernan unos completos incompetentes, lo cual es realmente grave.

corrupcion

Estaremos de acuerdo, pues, con que no sólo el lenguaje sino el nivel cultural en general de los profesionales de la política adolece de cierta limitación (si bien según los parámetros mas convencionales pueden alcanzar un resultado suficiente, o incluso algo más que eso). Una limitación consistente en un pobrísimo conocimiento de áreas tan necesarias para interpretar correctamente el mundo como la ciencias (nivel elemental), las matemáticas básicas (de bachillerato), la sosiología (sólo les interesa la parte que les sirve para manipular al electorado), o incluso la ética y la filosofía (no la historia de ésta sino el arte de pensar mismo), entre otras materias.

Pero como tampoco puede decirse que sean unos zopencos, y tienen un potencial mas que notable de aprendizaje (y mimetismo, transformación y adaptación), y además, como tengo un corazón de oro, les voy a regalar una fácil lección de vocabulario, para que puedan continuar aparentando que saben de lo que hablan y así continuar en sus cargos… sin perder del todo la dignidad (porque continuar continúan, con dignidad o sin ella).

Este Vocabulario indispensable para Políticos y Altos Funcionarios, se recopila con el fin de enriquecer culturalmente a nuestros representantes electos y no electos, de forma que puedan comprender un poco mejor porqué suceden las cosas en el mundo real, qué es necesario para atajar los graves problemas a los que nos enfrentamos, y porqué las explicaciones convencionales de la “mala” ciencia económica no sirven mas que para ocultarles la realidad, con el fin de que no sientan remordimientos, lo cual sucedería (cabe dentro de lo posible) si fueran conscientes de que sus acciones contribuyen a hacer del mundo un lugar mas inseguro, desequilibrado y tenso (y cobrando por ello un pastón, salido del bolsillo de los sufridos votantes y no votantes).

Preparado por Bertiel

Utópico sin complejos, si bien algo menos optimista que hace un par de años.Desde el país del optimismo desenfrenado, dónde los brotes verdes (imaginarios) no dejan ver el bosque, el batacazo inmobiliario se veía como aterrizaje suave, y confiamos (ciegamente) en la recuperación económica a partir del 2010.

Julio de 2009

DICCIONARIO indispensable para POLITICOS y Altos FUNCIONARIOS

Versión abreviada ( para más información cliquen sobre las palabras resaltadas.

(entrega por capítulos, según la inspiración del autor)

Abstracción: capacidad de sintetizar y extraer lo esencial de los hechos, de modo que se puedan analizar e interpretar éstos más coherentemente.

En política se hace demasiado politiqueo y poca abstracción y análisis de los problemas, por lo que el resultado es una cacofonía de palabras huecas.

Entropía: Principio físico universal según el cual la energía de un sistema se degrada con cada transformación, creando un creciente desorden. La civilización y la tecnología producen un creciente desorden, acelerando la entropía al eliminar las barreras que la naturaleza coloca al caos. La política del crecimiento* sostenido es una condena de la humanidad (que empezamos a cumplir las actuales generaciones) por haber roto el pacto (equilibrio) con la naturaleza al intentar burlar la entropía por la vía rápida. Entropía (Jeremy Rifkin)

Límite: es el máximo (a veces el mínimo) valor que puede llegar llegar una trasnformación, sucesión o función. Si bien éstos son a menudo valores desconocidos, no por ello dejan de ser muy reales. Y además se llega a los límites con velocidad creciente (ver crecimiento exponencial), por lo que a menudo los límtes nos pillan por sorpresa.

Son ejemplos las reservas de hidrocarburos y el ritmo de extracción de crudo, la población humana máxima que puede albergar el planeta, las reservas de minerales, el endeudamiento máximo de un país o la producción de alimento del planeta. También tiene límite la paciencia de la gente (y la mía misma) y el aguante de los esclavos y parias del siglo XXI

Reacción: es sabido (¿o no?) que toda acción produce una reacción. Por lo que los abusos y extravagancias cometidos acabarán pagándose, mas temprano que tarde. Las huelgas son una pequeña reacción a tensiones laborales colectivas, pero puede llegarse aún mucho más lejos. Individualmente, la reacción a la mierdadevida que llevamos la mayoría es un estrés psicológico que origina enfermedades psicosomáticas. La contención salarial y creciente precariedad e inseguridad produce como reacción que nos volvamos mucho más precavidos a la hora de gastar el poco dinero que no nos haya quitado aún el Estado; o sea que nos volvemos unos supertacañones. Y la economía se hunde aún más. Podría decirse que es una reacción en cadena, o una realimentación positiva.

Realimentación positiva: Cuando una acción produce un efecto que a su vez produce un incremento en otros efectos que alimentan la acción. Por ejemplo: algunos efectos del cambio climático pueden tener (o tienen) realimentación positiva, como cuando un incremento en las temperaturas produce un incremento en la fusión de los hielos, que al desaparecer provocan que la reflexión solar se reduzca por lo que se retine mas calor en la tierra, las temperaturas suben aún más y se deshace más hielo. Afortunadamente también hay efectos que se retroalimentan negativamente.

Esto no sólo se da en el clima sino también en otros campos como… la economía (sí, acertaron).

Es el origen del pánico bursátil, el derrumbe de las pirámides en general, y el estallido de burbujas financieras en particular. No creerían que por ser “positiva” fuera buena, ¿no?

Anuncios

Un comentario el “DICCIONARIO Indispensable para POLÍTICOS y Altos FUNCIONARIOS

  1. Hola Utópico y enhorabuena por el cambio de diseño, está realmente bien.

    El caso es que estoy convencida que más que incompetentes o zopencos, el problema de quienes ahora se dedican profesionalmente a la política es que la realidad de millones de personas les es absolutamente indiferentes mientras PAREZCA que hacen algo. Y de hecho, esa característica ha devenido deseable para dedicarse a la política y a otras muchas áreas, como televisión, arte, etc. Un problema estructural de nuestra sociedad-porque ha nacido en la conciencia de millones de seres humanos en el mundo occidental- es que confundimos la imagen con lo real.

    Lo importante es la imagen que aparentas, no lo que eres o lo que haces. Algo así como intentar cambiar la imagen del espejo, sin entender que el espejo sólo refleja. Al final, política, prensa y empresas sólo trabajan sobre la imagen del espejo, mientras la realidad se vuelve apabullantemente desoladora. El problema es que millones de consumidores (de votos, de bienes, de productos financieros)les creen ciegamente sin cuestionar siquiera la realidad. Han renunciado a la categoría de personas, que implica ser críticos, cuestionar.

    Un buen amigo de infancia, honesto, serio y algo idealista, trabajó un tiempo en Presidencia como alto cargo con ilusión y ganas. Al final lo dejó, desolado. Me decía que se había equivocado, que la política se había convertido en un terreno sólo para piratas, no para quijotes como él. Lo resumía en una frase devastadora “Donde yo trabajo no hay humanidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s