Metáforas accidentales y otras curiosidades

Reconozco que soy un entusiasta de las metáforas, aunque también he de reconocer que éstas se pueden usar abusivamente , como quizá haga yo mismo; no puedo evitarlo, después de todo.

Las primeras metáforas que evoca mi incontrolable mente al hojear un periódico abandonado de ayer se deben a la noticia de que el famoso y rentable director de cine James Cameron ha anunciado en Japon su interés en un nuevo proyecto económico-artístico basado en las consecuencias de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagaski. Bravo por él, pues aunque gana dinero -y mucho- lo hace al menos con historias entretenidísimas y visualmente muy atractivas que, por si ya fuera poco, aportan mensajes aleccionadores. Ya me explayé abundantemente sobre una de sus famosas películas en el post “El hundimiento del Titánic”, que recomiendo leer a los visitantes (accidentales o no) de este humilde y ecléctico blog.

El Sr. Cameron disfruta actualmente también del crédito de su taquillero “Avatar”, que incluye no sólo unos fastuosos y engatusadores efectos especiales de hombres-gato, bosques mágicos, y ciencia ficción de trepidante acción, sino un mensaje ecologista muy de agradecer en una película tan de acción.

En Avatar nos recuerdan, para los que no lo tengan claro a estas alturas, que algunos especímenes humanos pueden ser unos cabrones acabados cuando hay dinero o poder de por medio, pero que también son capaces de manifestar empatía por otros seres *, sobre todo si nos tomamos la molestia de ponernos en su lugar (como hacen los avatares).

Además de que los avatares representan la posibilidad de empatía (al ponerse literalmente en el pellejo del otro), la pelicula tiene otros mensajes-metáfora; como el de que en la Naturaleza existe una conexión entre todos los seres vivos, que podríamos percibir si renunciáramos a nuestro absurdo modo de vida tan “moderno” y viviéramos más conectados con la Naturaleza (o llamemosle Gaia, o Madre Tierra, o la Diosa), la cual parece tener una inteligencia própia, una finalidad, y un lugar para los humanos, tal como nos explica, entre otros filósofos del ecologismo, Edward Goldsmith en su obra “El Tao de la ecología”.

Los “Nabis” y sus avatares se conectan con algunos seres -semidomesticados- por medio de una curiosa prolongación de su sistema nervioso, que enchufan literalmente al órgano homólogo de estos seres. Probablemente el Ser Humano tuvo alguna vez una capacidad similar, pero todo ésto -también probablemente- no es más que fruto de nuestra imaginación ( o de la mía al menos).

Mejor no sigo por ése camino, porque para muchísimos hoy no está bien visto aquello que huele a espíritu, o es intangible al parcial análisis del hemisferio izquierdo de nuestra enigmática masa gris.

Claro que otros como Obama no son tan tiquis miquis, pues no ha tenido tantos miramientos en invitar a un agnóstico y lider del laicismo como Zapatero a participar nada menos que en el National Catholic Prayer Breakfast, organizado por una importante entidad católica conservadora usamericana. Y claro; nuestro presi no puede desaprovechar una opportunity así de relacionarse con la Jet de la política internacional. He oído que aprovechearán para orar por la salida de la Crisis. ¡Pero que mal que estamos! ¿Que fué de los brotes verdes?

Desde luego los tipos poderosos y forrados generalmente no tienen demasiados miramientos con nada ni nadie (si no no hubieran acumulado tanto poder o se hubieran forrado tanto, respectivamente; y que me lo refute alguien).

Otro ejemplo de ello que encuentro en las noticias de ayer es el del difunto ricachón de Ciudadela, en la isla de Menorca (Baleares), que dejó la mitad de su herencia a unos no tan necesitados miembros de la familia real española (y a una fundación que gestionarían los mismos príncipes, a partes iguales), no dejándo a su escasa familia o a sus más íntimos amigos ni las sobras.

Supongo que dado su patrimonio, valorado en unos 30 millones de euros, consideró que si dejaba la herencia íntegra a sus sobrinas, éstas igual acababan renunciando a la misma, pues en Baleares el impuesto de sucesiones es tan considerable como en Cataluña, lo cual puede suponer que algunos herederos no puedan literalmente pagar el impuesto a la administración, con lo que ésta se queda con los bienes.

Lo mismo que las subvenciones (las de verdad, las de muchos ceros) acaban en manos de los ricos-ricos porque sólo ellos pueden gastar en ciertos bienes generosamente subvencionables, en éste caso sólo los ricos pueden aceptar una herencia millonaria, y el fallecido en cuestión quizá no tenía muchas amistades -según él- entre los de su clase y optó por declarar herederos a los simpáticos reyes, principes y princesas y demás realeza de nuestro reino. O quizá en realidad era antimonárquico (pese a lo que cuentan) y por ello quiso dejarles el marrón del impuestazo a la casa real, pensando que así les hacía una jugarreta.

O quizá todo es pura casualidad, caos y entropia, como que se haya asociado a Llamazares con Bin Laden por medio de una reconstrucción del rostro de éste último, hecha – supongo- por el becario de turno a partir de las fotos que encontró en internet. Es que con la crisis y los déficits públicos ni los servicios de inteligencia se libran de los recortes de presupuesto.

* A veces incluso sucede que se dan las dos situaciones en las mismas personas (no simultáneamente, claro, sino sucesivamente). En estas ocasiones éstas sufren un renacimiento. Yo los llamo maliciosamente “cabrones arrepentidos”, pues los muy cabritos, después de pasarse la vida portándose muy mal, haciendo pupa a diestro y siniestro, y de paso forrándose con ello, reciben al final la iluminación y el arrepentimiento, escriben un libro explicando su conversión, y ganan aún más pasta y fama de la que tenían. Todo un -mal- ejemplo a seguir: para triunfar sé un hipócrita hasta los cincuenta y cuando ya seas viejo para competir con las nuevas hornadas de falsos y cabroncetes te arrepientes de todo e intentas hacerte querer por todo el mundo, si pueden, vendiendo un best seller.

Anuncios

Un comentario el “Metáforas accidentales y otras curiosidades

  1. Se me hizo un poco larga la peli, pero en general me gustó. Mi hijo entendió rápidamente lo de la prolongación del sistema nervioso: era un usb multifunción. Creo que los jóvenes ya salen de fábrica con unos dedos más para apretar cacharros tecnológicos.

    La peli refleja muy bien lo de siempre: los malos muy malos, ignorantes con ganas, pero muy, muy poderosos. ¿Será posible que no tengamos ejemplos de humanos poderosos muy, muy buenos? Quitando los superhéroes claro, porque ésos son más que humanos.

    No sabía lo de Zapatero corriendo a orar….es descacharrante. Ahora sólo falta que vayan bajo palio. En fin, para políticos, banqueros, financieros, grandes empresarios que quiebran sin rubor “a Dios rogando y con el mazo dando”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s