“M” de control social

Philippe-IV_les-TempliersHace unos días, en una charla impartida por un integrante de los Iaioflautas, ese grupo de jubilados indignados nacidos del movimiento15M, se mencionaron las tres emes que permiten el control de la población por una minoría poderosa: miedo, mansedumbre y mentira.

No puedo estar más de acuerdo, aunque añadiría manipulación, la utilización de la mentira, la propaganda y el miedo con una finalidad de control.

Todas estas emes me recuerdan mucho al feudalismo, forma de organización social propia de un tiempo que creíamos mucho más lejano. ¿por qué? Porque el orden social de entonces se basaba en esas tres emes; y hoy parece que también.

La Justicia parece volver a ser una abstracción que se materializa muy poco en el mundo terrenal; los poderosos son amos y señores de todo, inclusive de los propios vasallos y siervos, y algunas castas parásitas (en su día la nobleza y el clero; hoy -quizá- la clase política y la banca) se benefician de este dispar reparto de la riqueza.

La Verdad es Una e indiscutible: la Sagrada Ciencia económica dicta la forma en que hemos de vivir en un mundo inamovible, que no debemos ni intentar cambiar; y los nuevos sacerdotes (normalmente economistas de importantes think tanks, algunos incluso “laureados” con premios Nobel) son los únicos que pueden adentrarse en los sagrados enigmas del gran Misterio de la Economía (no dije Ministerio, ojo).

Por supuesto, también hay bandidos y gente sin fe que con su peligrosa actitud ponen en riesgo el orden social, pudiendo llegar a corromper las almas de los mansos creyentes.

Para ellos están (estaban) reservados los peores castigos: destierro, grilletes y mazmorras, incluso la pena capital. Nada que ver con nuestra afortunada época. Hoy solo puedes perder el empleo -que en realidad no quieres-, el -supuesto- prestigio académico, algunos -falsos- amigos, algo de dinero, etc. Pero normalmente no pagarás tu rebeldía con torturas físicas, el cadalso o la quema en la hoguera.

Aún así, todavía la mayor parte de la gente permanece callada y sumisa ante los abusos del poder. ¿por qué?

Me temo que hay otras coincidencias entre la vieja Edad Media y esta nueva edad oscura.

La mayoría de las personas de hoy tampoco parecen tener el coraje necesario para romper sus ataduras, negarse a pagar el diezmo (ya quisiéramos hoy que el fisco fuera tan indulgente) y dedicarse a predicar a los cuatro vientos que su señor es un abusón y un parásito, o que la Iglesia (hoy “ciencia” económica) está basada en unos dogmas absurdos impuestos por consenso… aunque no salga nadie tras ellos, a galope, con los perros de presa y la ballesta en ristre.

51F5399A5Tal cobardía en parte podría deberse la poco edificante educación superior. O quizá sea la alimentación cargada de aditivos, azúcar, grasas trans…; la contaminación del ambiente, el electromagnetismo, la radioactividad, los disruptores endocrinos hormonales; todo ello podría ser dañino para el buen funcionamiento de las sinapsis neuronales y otros mecanismos biológicos necesarios para pensar (en serio, no es necesaria las supuestas fumigaciones chem-trails denunciadas por algunos conspiranoicos; ya nos envenenamos -gratis- al comer, beber y respirar).

No olvidemos la polución mental (los programas de entretenimiento de la tv, la prensa rosa… y la prensa salmón), … , todo influye en nuestro aletargamiento, esta debilidad que nos impide ponernos en pie y decir “No, hasta aquí llegamos”, y “¿acaso creéis que somos imbéciles?”

Aunque sería lógico que lo creyeran, porque muchos parecen aún ignorar lo que se cuece a su alrededor: siguen votando a partidos casi idénticos en su insidia; siguen exigiendo a sus hijos una “superior” cualificación para un mundo de robots y esclavos; siguen cumpliendo obedientemente en sus posiciones profesionales con lo que el sistema espera de ellos, sin dudar un momento, sin plantearse siquiera si lo que hacen tiene algún sentido, o es correcto o beneficia a alguien más que a sí mismo y a su señor.

Cumplen con su papel de verdugo, alguacil, usurero, inquisidor, soldado, predicador de la Verdad (economista acrítico) o guardia real. Mejor fueran panaderos, agricultores, artesanos, carpinteros, herreros, albañiles, maestros, trovadores o artistas…

Dicen que tenemos que intentar salir esta “crisis”, pero por lo que se deduce fácilmente, el Ser Humano está en crisis desde hace siglos, y este último ha sido de los peores.

Ahora podemos tener una oportunidad de dejar atrás tanta mentira, manipulación y miedo.

También depende de ti.

Anuncios

Un comentario el ““M” de control social

  1. Pingback: Duras dictaduras | Utópicos sin complejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s