El CV de la Suerte

robot improvidador

Muchísimo más importante que el CV que trae de cabeza a tantos jóvenes y no tan jóvenes, ese casi ya inútil Curriculum Vitae que se pretende llenar de diplomaturas, másters y certificados varios con el objeto de destacar entre el resto de mortales y ser el afortunado elegido (para firmar un contrato de “trabajo” que le permita endeudarse de por vida, entre otras cosas), hay otro CV mucho más significativo y auténtico. Se llama círculo virtuoso, algo que podría considerarse un “abono” de la buena suerte. De forma general, un círculo virtuoso sería la situación en la que unas modestas y mínimamente buenas condiciones de partida permiten el desarrollo de otros condicionantes positivos, que a su vez pueden dar lugar a condiciones aún más favorables, dándose una espiral ascendente de mejora continua, perfeccionamiento, experiencia valiosa y acumulación de conocimiento útil.

En esta idea de mejora gradual se basa la poco conocida y relativamente novedosa terapia centrada en las soluciones, una forma de terapia que en vez de indagar obsesivamente en el pasado y el subconsciente (acumulando horas y horas de improductiva introspección) se centra en identificar los pequeños cambios que pueden ir cambiando sin excesivo esfuerzo y sacrificio, de manera que la experiencia de pequeños éxitos animan al paciente a nuevos y mayores esfuerzos y así sucesivamente alcanzar objetivos que de otro modo hubieran sido extremadamente complicados.

De forma más general es lo que proponen los hermanos Chip & Dan Heath en su interesante y útil libro “Cambia el Chip”: cuando todo parece ser desastroso, tratar de identificar las situaciones y condiciones excepcionales en que el asunto objeto de mejora funcionan razonablemente bien, lo cual no sólo apunta claves para mejorar las cosas, sino que proporciona esperanza y motivación. Es decir, se trata de no focalizarse tanto en los problemas como en las soluciones, concentrarse en las fortalezas más que en las debilidades. Y justo eso también lo apuntaba Ken Robinson en relación a la educación en su muy recomendable libro “El elemento”. Sir Ken Robinson es alguien muy crítico con el sistema educativo convencional, pues en su opinión (y la mía) mata literalmente la creatividad. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, centrándonos únicamente en tratar de corregir y mejorar en las asignaturas en las que los alumnos flojean. Si alguien es malo para las matemáticas y la física, por ejemplo, pero muy bueno en alguna otra asignatura como podría ser literatura, música, dibujo, o deportes, ¿no sería más lógico tratar de centrarse especialmente en lo que es bueno, en lugar de desesperarse en lograr el nivel medio en aquella asignatura que no tolera? Muchos grandes genios lo han sido por la visión y el apoyo de algún profesor excéntrico o de unos padres comprensivos, que han sabido dar a las cosas su importancia adecuada. Ningún genio es excelente haciendo de todo. Es más, si les hubieran obligado a mejorar a toda costa en aquello sobre lo que no manifestaban ningún interés, probablemente hubieran dejado bastante más de lado sus cualidades más sobresalientes.

Por otro lado, ¿acaso es positivo “fabricar” jóvenes homogéneos? ¿no sería preferible la variedad, buscar la excelencia puntual, aunque suponga que se puedan dejar un poco de lado aquellas asignaturas en la que algunos estudiantes son “malos”? Las sociedades que premian la excelencia personal (y empresarial) son sociedades que verdaderamente valoran el progreso; las otras (como la española, quizá) son sociedades que buscan la uniformidad educativa de la única forma posible: igualando por abajo.

Nos creemos innovadores, pero nos comportamos como puros imitadores. Deberían reconocer que cada país tiene una idiosincrasia particular, con valores igual de importantes que los de los demás, aunque distintos. Por ejemplo, la capacidad de improvisación y la natural aversión por el esfuerzo, buscando el camino menos transitado y creativo -valores que ha satanizado la hipócrita moral judeocristiana-, son en realidad grandes valores en el mundo nuevo en el que ya hemos entrado, estrategias que las empresas verdaderamente creativas e innovadoras prefieren mantener en secreto para así disponer de ventaja competitiva

Plan B

Pero en España (y en más lugares, me temo) muchos “expertos” y asesores nos continúan lavando el cerebro con la necesidad de una planificación estratégica (en realidad poco meditada), un esfuerzo continuado (en objetivos errados) y una competitividad a base de bajar los costes laborales (para intentar ganar en un juego sin ganadores).

Con sus poco sabios consejos nos invitan a permanecer en el círculo vicioso, y empiezo a dudar que solo les guíe la ingenuidad. En cualquier caso opino que seguirles la corriente es de idiotas, ustedes me perdonen.

Anuncios

2 comentarios el “El CV de la Suerte

  1. PRINCIPIO DE HANLON:
    “Nunca atributas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”.
    Otras observaciones de la gran influencia del error humano sobre la maldad aparecen en varios trabajos. En el libro de Goethe: Las cuitas del joven Werther (1774), se lee: «Los malentendidos y la negligencia crean más confusión en el mundo que el engaño y la maldad. En todo caso, estos dos últimos son mucho menos frecuentes».
    Albert Einstein también creía en el poder de la estupidez: «Sólo hay dos cosas infinitas; la estupidez humana y el universo. Y no estoy muy seguro acerca de lo último».
    También Schiller dijo: «Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano».
    (Fuente: Wikipedia)

    • Gracias por las excelentes citas, Silvia. Debe ser eso, pero lo cierto es que tanta estupidez resulta casi increíble y es fácil llegar a sospechar que haya conspiraciones y planes malvados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s