Vídeo

Sostenibilidad: el último desafío. Los plásticos, producidos a partir del petróleo, que además no es un producto calificable como renovable, requieren tras su efímero uso de varios siglos para descomponerse, suponiendo su acumulación un problema cada vez mayor. Por supuesto, es ligero, resistente y económico, por lo que no parece fácil encontrarle sustitutos. Sin embargo hay opciones mucho más ecológicas, que deberían empezar a considerarse seriamente.

En este vídeo Wyss Institute nos muestra sus investigaciones en la obtención de materiales que puedan sustuir a ciertos plásticos. Uno de los más prometedores bioplásticos es el Schrilk, obtenido de quitina ( Chitin en inglés, por eso Schrilk, combinado de Silk -seda- y Chitin). La quitina es un polisacárido; y es el ingrediente principal de las conchas de los crustáceos, la cutícula de los insectos, e incluso las alas de las mariposas.

El Instituto Wyss obtiene la quitina para el Shrilk a partir de cáscaras de gambas, que es un residuo de la industria alimentaria, y una proteína de seda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s