Desempleo estratégico

Desempleo estratégico

Por Alberto Montiel

Vaya por delante que no soy economista, por lo que intento entender los hechos por encima de las cifras macroeconómicas, que a estas alturas sospechamos que sirven fundamentalmente para enmascarar la realidad. Es más, estoy seguro de que me comprenderán mejor que a los expertos a sueldo que los gobiernos contratan para justificar esa tomadura de pelo que parece la política económica.

En vista del panorama es fácil creer que las espectaculares cifras de paro en España solo puedan tener una explicación: el interés de las grandes empresas y grupos de inversión en presionar los salarios a la baja mediante la sobre-dimensión del “ejército de reserva” laboral que son los parados.

Porque si no es así no pueden entenderse las continuas contradicciones entre la intención supuesta a los “planes” de creación de empleo y los efectos de las medidas. Como la de atrasar la edad de jubilación (que realmente quiere decir pensiones aún más bajas) y que retrasará que los jóvenes tomen el relevo, o el de acabar de arruinar el sector agrícola que no sea latifundista y supertecnificado, o el de dificultar el autoempleo y empleo con unos costes de seguridad social excesivamente elevados (más teniendo en cuenta las magras prestaciones), o el de ajustar el IVA a uno de los porcentajes más altos del mundo, o el de los costes de “mantenimiento” de las sociedades limitadas, o que haya que adelantar el IVA, o que la administración pueda pagar a 3 meses vista, etc, etc… El castigo al pequeño comercio local (de barrio), favoreciendo las grandes superficies, o la permisividad con la especulación inmobiliaria que permite que se mantengan tantos locales cerrados porque sus propietarios no necesitan avenirse al más mínimo ajuste de los alquileres (quizá porque suelen ser dueños de un buen número de ellos e hicieron mucho dinero con la burbuja inmobiliaria), son ejemplos del interés que tiene realmente la administración de acabar con esta lamentable situación.

Si quisieran acabar con el paro, sería relativamente fácil. Pero manda quien manda. Si no fuera porque les conocemos diríamos que son gente insensible o estúpida, o quizá ambas cosas.

Porque, ¿Sería posible crear 3 millones de nuevos empleos en España en apenas 6 meses, y otros 2 millones en 6 meses más? (así, estilo promesa electoral) Sí, quisieran hacerlo realmente.¿Cómo? Ahí van algunas sugerencias, que deberían definirse.

1- Reduciendo las jornadas de trabajo, tal como explican muchos expertos y estudiosos del tema. A 6 horas, como mucho, (o 21 horas semanales) pero dejando abierta la posibilidad de llegar a 8 horas, bajo ciertas condiciones.

2- Facilitando el autoempleo, reduciendo a la mitad los costes mínimos de seguridad social, entre otras medidas.

3- Bajando sensiblemente el IVA de algunos productos.

4- Potenciando un sector estratégico: el de los innovadores y emprendedores.

5- Potenciando el I+D y la inversión en los sectores de Low Tech, energías renovables, diseño industrial, transporte sostenible, agricultura biointensiva y ecológica, etc.

6- Potenciar el talento y la excelencia empresarial.

7- Potenciar el arte, la artesanía y la belleza en los objetos de uso corriente. Controlar la importación desmedida de los engendros asiáticos tóxicos y de calidad ínfima.

8- Proteger el entorno natural, los bosques, playas y parques naturales. Facilitar la repoblación controlada del entorno rural, la montaña y los bosques. Reforestación.

Ir cambiando el modelo de turismo de sol y playa por un turismo cultural y que valore más el entorno natural. Menos turistas e impacto ambiental pero más ingresos netos.

9- Fomentar fiscalmente la inversión en los sectores estratégicos mencionados (ecológicos y sostenibles), especialmente empresas locales, en detrimento de las compañías multinacionales que tienen un ratio inversión/empleo mayor.

10- Realizando algunos cambios en la legislación sobre propiedad intelectual, que permita la divulgación de algunas innovaciones tecnológicas de interés común, impulsando el desarrollo tecnológico en aquellos sectores que se consideran estratégicos (agricultura, transporte, energía…).

11- Invirtiendo fondos públicos en sectores estratégicos: en energías renovables, transporte sostenible, agricultura ecológica, etc.

12- Educando desde la escuela en los valores propios del nuevo ciudadano-emprendedor, que serían: mutidisciplinar, perseverante, sacrificado, creativo, empático y responsable.

13-Impulsando un internet libre, accesible y económico.

14- Poniendo en marcha la e-democracia y la democracia participativa.

15- Favorecer el desarrollo de la banca ética y crear un nuevo mercado de valores en empresas sostenibles.

16- Limitar los préstamos a aquellas inversiones con mayor efecto multiplicador y en la creación de empleo.

Etc, etc.

Estas medidas pueden afrontarse si hay voluntad de hacerlo, y pueden pagarse si se evitaran otros gastos mucho más prescindibles… y que deberían ser discutidos.

Con toda seguridad hay gente capaz de desarrollar estos cambios… aunque posiblemente no entre los parlamentarios, la gran mayoría de ellos políticos profesionales entrenados para hablar y argumentar con mayor o menor “acierto”, pero poco dados a analizar problemas y definir y aplicar medidas correctoras sobre tan variados y complejos asuntos.

¿Y sus muchos y bien pagados asesores? Que nos lo expliquen.

Democracia bajo mínimos en el mundo “libre”

another world is possible

Attac es una organización internacional involucrada en el movimiento altermundialista. Combate la mundialización liberal y trabaja por alternativas sociales, ecológicas y democráticas con el objetivo de garantizar los derechos fundamentales de todos. Lucha muy especialmente por la regulación de los mercados financieros, el cierre de los paraísos fiscales, la introducción de un impuesto global para financiar los bienes públicos mundiales, la anulación de la deuda exterior de los países en desarrollo, un comercio justo y la aplicación efectiva de límites al libre cambio y los movimientos de capitales.

Susan Geoge, politóloga y presidenta de honor de Attac Francia, ayer decía cosas como estas en el programa “Singulars” de Canal 33 de Cataluña.

Vamos por un camino muy peligroso, y todas las sociedades de los países más desarrollados se encuentran en un punto de bifurcación: o bien defendemos los valores que hemos desarrollado en los últimos dos siglos o dejamos que dicte el mercado y que una pequeña parte de la sociedad, la “clase Davos”, domine el resto. Lo que tendremos será un gobierno extremadamente cruel, dominado por las grandes corporaciones financieras y donde cosas tan básicas como la sanidad o la educación dependerán del dinero que tenga cada uno .

Es muy raro ver cómo los políticos o no quieren controlar los bancos, o bien no saben cómo hacerlo, o bien son demasiado estúpidos para hacerlo. ¿Por qué los bancos siguen haciendo lo que quieren? No hemos impuesto ninguna clase de control sobre el sistema financiero.
Actualmente el presidente de una compañía importante en un país desarrollado gana 300 veces el salario de un trabajador medio. Antes había una diferencia de unas 20 o 30 veces .
La ideología neoliberal se ha impuesto y la mayoría de personas terminan creyendo que es cierto lo que sienten decenas de veces cada día. Cosas del tipo:” habéis vivido gastando más de lo que teníais La clase política ha interiorizado la ideología neoliberal; de verdad parece que se crean que el mercado por sí solo puede resolver los problemas de un país. Esto es una locura.
En los últimos 30 años, la ideología neoliberal es la que se enseña en las clases de economía en todo el mundo desarrollado. En Europa y en EEUU, la mayoría de economistas le siguen y actúan como si se pudiera tener un crecimiento infinito, pero vivimos en un planeta finito .
Supuestamente el mercado proporciona a todos la misma información y las mismas oportunidades. Pero no es así, porque el mercado no vela por todas las cosas que hacen que una sociedad se mantenga unida, como la educación y la sanidad, y el tejido social se hace más débil y la desigualdad crece. Actualmente, el 0,1% de la población mundial, una parte mínima, concentra la riqueza y aprovecha de la crisis .
Los que dicen que el neoliberalismo no existe deberían recordar Margaret Thatcher cuando decía que no hay nada que podamos llamar” sociedad “, lo que hay son hombres y mujeres y familias, y basta .

España

España tenía una deuda muy pequeña. En 2008 era de un 38% del PIB. Los virtuosos alemanes, a los que todos supuestamente admiran, tenían una deuda del 68% del PIB, 30 puntos más que España, y nadie les dijo a los alemanes que habían gastado por encima de sus posibilidades .
Después del 2008, la deuda española ha subido porque se ha protegido los bancos y el gobierno ha absorbido las deudas privadas de la burbuja inmobiliaria. No pagarán los que causaron la crisis, sino que lo pagará toda la población con impuestos y sacrificio . La austeridad es esto, y estamos en una crisis moral, porque se gratifica a los culpables y se castiga a los inocentes .
Es terrible lo que pasa en España con los desahucios. Te dejan en la calle y aún así continuas debiendo dinero al banco.

Grecia
A griegos se les trata como si fueran ratas de laboratorio. Observa hasta dónde son capaces de aguantar, qué tipo de castigo pueden soportar, cuánto dolor pueden absorber sin que haya una revuelta o un colapso generalizado”.
Entre las grandes mentiras de la UE está la que dice que” estamos ayudando Grecia “. No, no estamos ayudando Grecia: estamos ayudando a los bancos de Alemania, del Reino Unido, Francia y Holanda, no la población griega .

La Clase Davos

Deberíamos reflexionar sobre cómo nos está manipulando esta” clase Davos “, este pequeño sector de la sociedad que tiene el poder financiero. Una frase de Adam Smith del 1776 parece plenamente vigente ahora mismo: “Todo para nosotros, nada para los demás” .
Tenemos pruebas más que suficientes que es el mundo financiero que gobierna el planeta y no ha habido ningún castigo a ningún banquero por ninguna decisión equivocada. Los paraísos fiscales están mejor que nunca y abren las puertas al dinero de las grandes corporaciones. Desde 2007, el número de transacciones financieras y derivados financieros han aumentado un 25% .
La clase Davos’ la forman unos 10 millones de personas en el mundo que tienen una fortuna colectiva que es tres veces el PIB de EEUU, o tres veces el PIB de Europa: 42 trillones de dólares. Nunca antes había habido una concentración de riqueza de este tipo .

Europa y la austeridad

Economistas como Joseph Stiglitz o Paul Krugman dicen que la política de austeridad no es el camino a seguir, pero nuestros líderes políticos han decidido aplicar esta política con todas las consecuencias. Los sectores financieros y corporativos quieren todas las ganancias para ellos y tomar privilegios a las clases trabajadoras. Si la democracia se vuelve un obstáculo, esta clase dirigente mundial puede decidir eliminar la democracia. Europa está jugando este juego ahora mismo. Se cambian los tratados y se aprueban normativas de manera secreta y rápida .
La mayoría de españoles no saben que sus representantes en el Congreso no tienen ni el derecho de analizar los presupuestos antes de votarlos. El presupuesto español a la Comisión Europea y si no les gusta lo vuelven y dicen:” repasad -lo, vuelva a hacer, queremos más recortes “. Hay una falta clara de democracia en el ámbito europeo, y eso es intencionado. La Comisión actual es la más neoliberal de la historia.
Incluso el FMI está rectificando y dice que no calcularon el impacto brutal de la austeridad ni que sería tan costosa para la economía europea. Han reconocido que se han equivocado y que el impacto de los recortes ha estado dos o tres veces mayor de lo que habían calculado. La Comisión y el BCE no escuchan el FMI .
El BCE sigue dando dinero a los bancos privados europeos a menos del 1% de interés, y estos bancos prestan dinero en España o Grecia o Italia el 5 o el 6%. No es necesario ser un genio de las finanzas para ver que tienen mucho que ganar .
Los bancos deben volver a hacer la función para la que se crearon: prestar dinero a las familias ya las pequeñas y medianas empresas. Ahora no lo hacen.

La reacción de los ciudadanos

Lo que tenemos que hacer los ciudadanos es unirnos, compartir lo que está pasando para entenderlo mejor y luego actuar en función de lo aprendido. Es muy difícil crear el equilibrio de fuerzas que necesitamos para cambiar la política , y sólo es posible con una combinación de presión desde todas partes. Hay que unan sindicalistas, ecologistas, asociaciones de mujeres, medios de comunicación, personas de todas las profesiones … Hay momentos en que todos debemos actuar juntos, porque el 95% de la sociedad está sufriendo .
Los partidos políticos no han sabido reaccionar a la situación actual. No tienen ideas, sólo se ajustan a la disciplina de partido, y si no se mueven están preparando el terreno para el fascismo, como vemos que está pasando en Grecia.
Tengo esperanza porque las cosas están cambiando. No debemos decir que no podemos hacer nada. Algo que se escribe o se dice, una nueva idea, una acción, tal dará lugar a una reacción en cadena.

Los auténticos muertos vivientes

Escena de American Psycho

El día de difuntos es, en una buena parte del mundo, costumbre honrar a los antepasados.

Nuestros ancestros mas recientes, los que conocimos, tuvieron la mayoría de ellos historias de sacrificio y privaciones en alguna parte de sus vidas (si no toda), pero también vivieron unos tiempos en que el progreso, la mejora de las condiciones de vida, era casi generalizados (en nuestra parte del mundo, al menos).

Muchos de ellos lucharon de alguna forma para conseguir mejoras de las que ahora disfrutamos las siguientes generaciones. Mejoras obtenidas literalmente a base de sangre, sudor y lágrimas, y que ahora están siendo eliminadas impunemente y a la vista de todos. Sigue leyendo

¿Surrealismo o maquiavelismo?

Por Alberto Montiel

Retrasar la jubilación, sugerir volver a trabajar los sábados, incrementar espectacularmente la presión fiscal, inyectar masivas cantidades de dinero a los bancos que contribuyeron irresponsablemente a la crisis, reducir el gasto público en educación y sanidad, predicar el crecimiento del PIB como fórmula mágica de salvación de la economía, … son algunos de los curiosos mensajes y acciones con que nos sorprenden cada día los gobernantes de aquí y de allá. Nos muestran así su indiferencia ante la destrucción del estado de bienestar y su ignorancia de los mecanismos más elementales de la economía, pues tanto sacrificio no servirá de nada si las medidas son contradictorias entre ellas. Sigue leyendo

Shaffi Mather: Una nueva forma de combatir la corrupción

Sinopsis TED: haffi Mather explica por qué abandonó su primera carrera para volverse un empresario social, proporcionando transporte salvavidas con su empresa “1298 for Ambulance”. Ahora tiene una nueva idea y planes para comenzar una compañía que combata la creciente corrupción empresarial en el servicio público, eliminando de a un soborno a la vez.

Esto huele mal

theme=a_taste_of_tedglobal_2010;event=TEDGlobal+2010;&preAdTag=tconf.ted/embed;tile=1;sz=512×288;” />

</object>

Por Alberto Montiel

Las principales noticias de estos días hacen referencia a unas lucha por las libertades y derechos que se suponía que estaban algo más claras. Por un lado el asunto global de Wikileaks, que parece haber destapado secretos molestos para los principales gobiernos y especialmente para los servicios de inteligencia de USA. Parece la historia de siempre: matar al mensajero. Y lo están intentando, pues el gobierno usamericano ha forzado a algunos servidores de alojamiento web y a uno de los principales medios de pago por internet (PayPal, propiedad de Ebay) a anular sus contratos con el portal de filtraciones. Afortunadamente internet es la suma de fuerzas de millones de usuarios, muchos de los cuales están por la labor de democratizar el acceso a la información. Internet probablemente nos traerá la verdadera democracia, o al menos tiene el potencial de lograrlo.

Por otro lado, un asunto algo más doméstico pero que también repercutió internacionalmente: la huelga de los profesionales del control aéreo español, que ha puesto muy de mala leche al gobierno de este país, a las compañías aéreas, a los hoteleros y a los usuarios. Claro que con la “ayuda” de los medios no sorprende que nadie se acuerde de la responsabilidad del gobierno en todo este desaguisado -que viene ya de lejos- y en cambio se etiquete de “privilegiados, insolidarios y avariciosos” a unos controladores aéreos que igual resulta que básicamente sólo quieren dejar de hacer horas extras; supongo que para estar mas descansados y aportar así mayor seguridad a su estresante tarea.

Como es difícil extraer conclusiones a partir de las informaciones vertidas en los periódicos, intuyo lo siguiente, en parte también a partir de mi propia experiencia profesional:

– los controladores valoran subjetivamente su salario en función no sólo de la capacitación técnica y habilidades que requiere el puesto sino también porque conocen los abultados ingresos a los que contribuyen, los riesgos económicos en que incurren, el alto nivel de estrés que han de soportar, las horas de dedicación total, etc, por lo que no les parece tanto (y realmente no es tanto si se compara con lo que cobran algunos directivos, banqueros, políticos, funcionarios, etc; mucho más prescindibles y de dudosa cualificación).

– aena ¿y el gobierno? calculan por otros medios -igualmente subjetivos- el coste hora, pero también el coste de crear cada puesto adicional y la amortización del mismo, y llegan a la conclusión de que es mucho más rentable (sobre todo a corto plazo) pagar horas extras.

– algunos controladores (no sé si serán mayoría o no) preferirían hacer menos horas -aún cobrando menos- pero se les obliga a hacer horas extras para cubrir la escasez de puestos cualificados.  Unas horas extras que pueden ser teóricamente ilegales.

En definitiva.  A mí no me cabe en la cabeza que este asunto no se pueda haber llevado mejor por la parte que le corresponde al gobierno, máxime cuando llevan una década con la disputa. Lo que hicieron ayer, movilizando al ejército en un país declarado en estado de alarma,  para obligarles bajo amenaza de aplicarles el código penal militar (mucho más severo que el civil), pues son considerados militares desde hace unos días porque el gobierno así lo quiere. De verdad que creía que la dictadura quedó más lejos.

Pobredumbre, putrefacción y hediondez.

Forges - Corruptos 1

Publicado por Alberto Montiel el 1/11/2009

Siempre me ha gustado lo de buscar sinónimos a las palabras; a veces eso es útil para redescubrir los significados adormecidos, pues los significados de las palabras, a base de repetirlas mucho, pierden su fuerza, pudiendo llegar a no significar casi nada. Por eso al oir tanto la palabra de moda de estos días, en los que vamos de “sorpresa” en sorpresa en el ámbito de la política y los “negocios”, me ha venido a la cabeza la relación de la palabra en cuestión con sus sinónimos y derivadas. Y es que no podemos ignorar que la pobredumbre produce putrefacción (sinónimo de corrupción) y ésta a su vez produce hediondez. Claro, que como ya he recordado en algún post anterior, los políticos dominan a la perfección lo de mirar a otro lado, como lo de taparse la nariz cuando huele muy mal. Y como parece haber focos de materia nauseabunda en las diversas facciones del poder político, nadie se atreve a tirar de la manta del todo para destapar la maloliente basura que ésta oculta, por el temor de que la mierda acabe salpicando también al destapador, más que por consideración.

Sigue leyendo

La educación que nos hace maleducados

Ken Blanchard

De vez en cuando me llaman la atención las palabras escritas de algún veterano “gurú” de los negocios, porque parece que lo que predican va en dirección opuesta a la práctica de los ejecutivos que oyen sus enseñanzas. Este es el caso de Ken Blanchard, Pionero del Management, cuyas palabras recogidas en una estupenda -aunque breve- entrevista rezuman sabiduría.
Blanchard nos recuerda que el sistema educativo “moderno” no es mas que una selección de personal que se inicia casi en el parvulario. Un sistema que premia unicamente los resultados visibles en forma de buenas notas, con lo que las personas “triunfadoras” son las que se crean una dependencia (quizá adicción) a los reconocimientos externos y especialmente los materiales, lo que da lugar a lo peor de las personas.
Me pregunto si ello no explica en gran medida la mala sangre de los políticos profesionales y los altos ejecutivos.

Recomiendo leer la entrevista completa.
Entrevista LaContra LV