El carnaval domesticado

samba2.jpg

Se cuentan historias varias acerca de la “fiesta de la carne”; de sus orígenes y significado. En cualquier caso el desenfreno carnavalesco de otras épocas se esfumó (salvo ciertas excepciones). En su lugar nos queda una “fiesta” en la que ni tan sólo se hace fiesta cerrando comercios y dando el día libre en el trabajo. Los disfrazados desfilaran inofensivamente en organizadas comparsas donde los disfraces se han uniformado hasta el punto en que todos parecen clones. Pocos aprovecharan la ocasión de oro que supone la coincidencia de un carnaval con un periodo previo a unas elecciones generales para despacharse a gusto con los políticos candidatos. Quizá si el carnaval fuera algo mas salvaje y parecido a lo que debió de ser algún día, tendría algo más de sentido.
Sigue leyendo

¿La sociedad saciada?

africa-hambre.jpg

La FAO prevé un importante incremento de la carestía de los alimentos en los próximos años. Motivos: caída de la producción por el cambio climático (sequías y olas de calor, etc.) y por el agotamiento de las tierras más fértiles debido al uso y abuso de la agricultura intensiva (a lo que habría que añadir la previsible escasez de los fertilizantes químicos); competencia por los recursos agrícolas por el cultivo para la producción de biocombustibles; incremento de población e imitación del “estilo de vida” occidental también en la alimentación, que se basa cada vez más en proteína animal y productos lácteos, lo cual requiere de muchos mas recursos que la alimentación omnívora pero básicamente vegetariana.
Sigue leyendo

El origen de todas las guerras

zapateroespejismo.jpg

Publicado por Alberto Montiel el 17/12/2007

Si te esfuerzas por tirar del hilo argumental de los grandes temas, es decir, te preguntas por el porqué de ciertos asuntos – en plan infantil, sin parar de hacerte preguntas – puedes llevarte una sorpresa desagradable.
Uno de los grandes temas – a mí me parece el más grave de todos – es el origen de las guerras, los enfrentamientos armados y el suministro de armas como las minas antipersonas.
Sigue leyendo

Despistando al personal

cortina-de-humo.gif

Nos creemos más listos que en épocas pasadas y ya no nos asustamos como entonces con la religión (pecado, infierno, etc.) ni nos sentimos amenazados directamente por el resto de poderes – no de la misma forma -. Pero se sigue empleando la vieja táctica del miedo de forma mucho más sutil. Y a veces se emplean directamente algunos de los grandes temores como cortinas de humo que nos impidan la visión de otros muchos peligros y amenazas igual o más inmediatos. Sigue leyendo

Motines carcelarios y chapuzas políticas.

carcel.png

Cito: La población reclusa en España prácticamente se ha duplicado desde 1990. En concreto, ese año había 33.035 presos, y la media del 2007 asciende a 64.448, según datos del Ministerio.

Jeremy Rifkin, en su libro El fin del trabajo hace alusión a la situación excepcional que vive EEUU en relación a la delincuencia. “Los niveles salariales reducidos, el creciente desempleo y la cada vez mayor polarización entre ricos y pobres está convirtiendo ciertas zonas de los Estados Unidos en territorios sin ley. Mientras que la mayor parte de los americanos conciben el desempleo y el crimen como los dos problemas más importantes a los que se enfrenta el país, muy pocos están dispuestos a asumir la relación existente entre ambos Sigue leyendo

Utopía y anarquismo

suhombreytierra.jpg

De joven creía – me temo que como la mayoría de los ciudadanos de este país llamado España – que el anarquismo era una ideología de revolucionarios sanguinarios que no respetarían ni a sus madres y que se divertían especialmente fusilando curas y quemando iglesias (según las crónicas autorizadas de la guerra civil española) Sigue leyendo

Desalojados a la fuerza.

money-buy-freedom.gif

Cada día parece haber menos diferencias de comportamiento entre los gobiernos mal llamados conservadores y los también mal llamados socialistas. Los dos son capaces de hazañas del tipo de echar de sus casas a personas de pocos recursos (o ninguno). Unos lo hacen empleando la fuerza bruta para permitir el paso de los bulldozers que echaran abajo las viviendas. Los otros… también. Sigue leyendo