Los pilares de la Tierra

CIMG0983

Más que las catedrales, cabría decir que son los árboles los verdaderos pilares de la Tierra, pues sostienen la vida entera en ella. Conectan los rayos solares con la vida del subsuelo que alimenta a su vez toda la vida sobre la Tierra. Los árboles podrían continuar perfectamente sobre la Tierra sin seres humanos (incluso diría que prosperarían mejor), pero difícilmente nosotros podríamos sobrevivir sin árboles… a menos que nos traslademos a vivir al Mar, o a Marte; ambas opciones muy del gusto de algunos alucinados científicos que se entusiasman con soluciones extremas y complejísimas, además de ciertamente caras e incómodas.

Hoy, 22 de Abril, día internacional de la Tierra, deberíamos recordar la insensatez que supone no proteger los árboles. No me refiero solo a la barbarie que es la destrucción de las selvas tropicales; también cerca nuestro ocurren tragedias similares, en menor escala pero repetido miles de veces: se talan árboles que llevan décadas creciendo, a veces incluso árboles centenarios, para ampliar carreteras y construir nuevas urbanizaciones de chalets, hoteles para apenas 3 meses de ocupación, etc. ¿puede darse una confluencia mayor de despropósitos? Eliminamos -matamos- seres vivos perfectamente adaptados al entorno, que producen oxígeno, protegen de la erosión y la desertización, conservan húmedo el subsuelo, atraen lluvia (cuando hay muchos), aportan belleza, etc.; a cambio de una capa de negro asfalto y/o cemento, para un fin planificado a muy corto plazo. Asfalto que resultará en su mayoría casi inútil en una década (cuando el precio del combustible nos obligue a replantearnos la lógica del transporte); cemento para construir urbanizaciones que serán igualmente inútiles en algunos años, tal como expresan documentales como The end of Suburbia.

Al mismo tiempo, hablamos muy en serio de cosas tales como el comercio de emisiones y las soluciones de alta tecnología y superingeniería para protegernos del calentamiento del excesivo efecto invernadero que parecen producir las emisiones de CO2 de la quema de combustibles fósiles. Pero parecemos olvidar que los árboles, además de lo dicho, también acumulan CO2 (hasta un 50% de su peso). Lo olvidan tan a menudo que se han diseñado incluso “árboles” artificiales para tal fin. A veces cabe preguntarse de que inteligencia hablan los que opinan que somos los reyes de la creación. A título individual aún es posible encontrar personas que manifiestan inteligencia, pero colectivamente nos comportamos… ¿como animales? No, como animales no.

Después del calentamiento vendrá el enfriamiento… según cuentan.

ice-age.jpg

La noticia reciente y alucinante es que lejos de estar a punto de caldear el ambiente del planeta con los gases de efecto invernadero, la deforestación y cualesquiera otros efectos del “desarrollo” civilizatorio, lo que realmente estamos a punto – según teorías de científicos de la NASA ahora corroboradas por una desconocida agencia espacial privada- es de entrar en una especie de mini-era glacial o pequeña “edad de hielo”. Y el motivo no sería la alteración del funcionamiento de la cinta transportadora oceánica que transfiere calor del trópico hacia las regiones costeras situadas en el frío Norte, permitiendo una considerable suavización del clima de Gran Bretaña, por ejemplo; el motivo en este caso no tendría nada que ver con causas antropogénicas sino con ciertos ciclos solares que afectan a la cantidad de radiación emitida por el sol y que supondría directamente un enfriamiento de la Tierra.
Sigue leyendo