Manifiesto de Memphis

central nuclear reconvertida en parque de atracciones

La creatividad es fundamental para el ser humano y es un recurso básico para la vida individual, comunitaria y económica.

Las comunidades creativas son lugares vibrantes y humanizadores que alimentan el crecimiento personal, que dan lugar a avances culturales y tecnológicos, y que generan empleo y riqueza, al tiempo que aceptan varios estilos de vida y cultura diferentes.

La creatividad reside en todos y en todas partes, por lo que construir una comunidad de ideas implica otorgar a todo el mundo la capacidad de expresar y utilizar su propia creatividad como ciudadanos responsables.  (Del preámbulo al Manifiesto de Memphis)