Imagen

Confía en ti mismo – Ralph Waldo Emerson

En este breve poema-ensayo de Emerson, “el sabio de Concord”, encontramos pura sabiduría condensada que habrá servido de inspiración a miles de personas desde que se lo publicaran por primera vez, a mediados del siglo XIX

Galería

Sobre el Principio de la Población – Thomas Robert Malthus La famosa obra del economista y demógrafo T. R. Malthus, en la segunda versión, de 1846. Al principio y final del libro se han añadido algunos artículos y enlaces relacionados

Imagen

Hambre – Knut Hamsun

Hasta la publicación de Hambre, de Knut Hamsun, nunca se había descrito el hambre en primera persona, ni quizá de ninguna otra.  Imagen Portada Próximamente en edición propia de LiberLibris

image

Después de la 2ª Guerra Mundial (Hamsun) fue internado en un hospital psiquiátrico y multitudes enfurecidas quemaron sus libros en las principales ciudades de Noruega. En las conclusiones del examen médico se aludía a un deterioro permanente de sus facultades mentales, por lo que se le retiró la acusación de traición. Fue multado por su pertenencia al partió pronazi de Noruega y por apoyar a los alemanes. En su último libro de memorias negó pertenecer a ningún partido. También se duda del diagnóstico psiquiátrico. Hasta su muerte en 1952  siguió hablando de política sin variar en lo esencial el discurso al que se mantuvo fiel desde joven.

El mismo año de su muerte, en 1952, Thomas Mann lo definió como “un apóstata  del liberalismo, formado en Dostoyevski y en Nietzsche, lleno de odio a la civilización, la vida de la ciudad, el industrialismo, el intelectualismo”. Mann sostenía entonces que ninguno de los que conocieran verdaderamente su obra debería extrañarse de su evolución espiritual. Bastaba recordar “con qué inspiración divertida, con qué espíritu mordaz, se había burlado de ciertos tipos históricos de liberalismo, por ejemplo, Victor Hugo y Gladstone”.     Fuente: en lengua propia

image