El día que los robots paren

cyborg sin trabajo

En el pasado, tan cerca como inmediatamente antes de la revolución industrial, muy poca gente tenía un empleo. Y en el futuro próximo poca gente tendrá empleo. El empleo habrá sido, en la historia de la humanidad, una excepcional forma de “organizar” el trabajo y establecer las relaciones laborales entre los dueños de los medios de producción y los trabajadores.

Según expresan Alvin y Heidi Toffler en La revolución de la riqueza:

El empleo no es más que una manera de empaquetar el trabajo. Y a medida que se despliegue el reciente sistema de riqueza basado en el conocimiento, iremos hacia un futuro en el que, como veremos, habrá más gente que «trabaje», pero menos tendrá «empleo».

 El empleo, y la creciente especialización sobrepasaron el punto de inflexión.

Cada día que pasa es menos arriesgado afirmar que ya nada volverá a ser como antes, pues, en cierto sentido, jamás nos recuperaremos de esta “crisis”. Una crisis que no es realmente financiera; posiblemente ni siquiera es tanto una crisis de recursos; pero que sí cabría calificar de crisis de sobreproducción, alimentada por la desilusión y el hastío que produce un sistema económico-político que ya no “motiva” tal como ha hecho hasta hace poco, por el deseo, la coerción y el engaño astuto; o si se prefiere, por el marketing y el crédito.

Pero eso no es necesariamente una mala noticia. Lo que es realmente una mala noticia es que las personas de las que dependen decisiones estratégicas no lo entiendan en absoluto. Como no entienden otras muchas cosas. Y no quieren entenderlas.

Anuncios

Una excusa dañina

Por Alberto Montiel

Escuchar de Viva Voz

El origen de la crisis, en realidad, no tuvo mucho que ver con las hipotecas subprime, ni con ningún “producto basura” parecido. Es solo que la economía incurre en el mismo error que la medicina, que puede llegar a confundir el primer síntoma con la enfermedad. E insistir en el error de planteamiento.

La economía es, más que una ciencia, una excusa.

Sigue leyendo

Los auténticos muertos vivientes

Escena de American Psycho

El día de difuntos es, en una buena parte del mundo, costumbre honrar a los antepasados.

Nuestros ancestros mas recientes, los que conocimos, tuvieron la mayoría de ellos historias de sacrificio y privaciones en alguna parte de sus vidas (si no toda), pero también vivieron unos tiempos en que el progreso, la mejora de las condiciones de vida, era casi generalizados (en nuestra parte del mundo, al menos).

Muchos de ellos lucharon de alguna forma para conseguir mejoras de las que ahora disfrutamos las siguientes generaciones. Mejoras obtenidas literalmente a base de sangre, sudor y lágrimas, y que ahora están siendo eliminadas impunemente y a la vista de todos. Sigue leyendo

Trabajo, desarrollo y crisis: mitos y más mitos

Por Alberto Montiel (EidonLink)

Estos son los mensajes que se difunden desde la mayor parte de publicaciones, emisoras de radio, canales de televisión, magazines económicos online…: la crisis económico financiera va para largo, no tiene facil arreglo, y todos tendremos que apretarnos el cinturón.

Y se quedan tan anchos.

Pero pocos, por no decir ninguno, tocan lo esencial del asunto. Cuando se analiza en serio y sin prejuicios el asunto descubrimos que el origen de la crisis no está directamente relacionado con las habituales extravagantes explicaciones financieras.

El motivo de la crisis quizá no sea otro que la imposibilidad del crecimiento sostenido (ni sostenible) de la economía, la producción de riqueza para cada vez mayor población a partir de unos recursos materiales finitos.

Sigue leyendo

¿Surrealismo o maquiavelismo?

Por Alberto Montiel

Retrasar la jubilación, sugerir volver a trabajar los sábados, incrementar espectacularmente la presión fiscal, inyectar masivas cantidades de dinero a los bancos que contribuyeron irresponsablemente a la crisis, reducir el gasto público en educación y sanidad, predicar el crecimiento del PIB como fórmula mágica de salvación de la economía, … son algunos de los curiosos mensajes y acciones con que nos sorprenden cada día los gobernantes de aquí y de allá. Nos muestran así su indiferencia ante la destrucción del estado de bienestar y su ignorancia de los mecanismos más elementales de la economía, pues tanto sacrificio no servirá de nada si las medidas son contradictorias entre ellas. Sigue leyendo

El retorno del Euroescéptico

Estos días nos preguntamos sobre el futuro inmediato de la UE y de su moneda, sobre todo al no oír ninguna explicación que disipe mínimamente las muchas dudas que tenemos.

Sencillamente, apostaría a que la UE quebrará en unos pocos años (incluso meses), por lo tanto opino que salir ahora del euro nos aportaría algunas ventajas y nos evitaría más adelante muchos y graves inconvenientes.

¿que por qué? Sigue leyendo