Las dulces mentirijillas de Navidad

ugly-perchten-with-saint-nicholas

La Navidad es una fecha mágica para los niños (y para algunos adultos también): vacaciones, celebraciones familiares, adornos navideños, regalos, dulces … Lástima que la ilusión no dura mucho para la mayoría; en pocos años los niños averiguan la verdad sobre los regalos, y los demás… quizá algunos años más tarde también llegan a averiguar que el resto de tradiciones se sostienen por la ilusión colectiva y unas cuantas mentirijillas piadosas.

Sigue leyendo

Cuestión de pelotas

 

Jugadoras de futbol

La afición a pasarse la pelota unos a otros para tratar de meter goles es la mejor metáfora de nuestra sociedad tecno-capitalista: Los problemas se mantienen en movimiento y se tratan de llevar al campo contrario a toda costa. Todo esa fricción esférica y choque de cuerpos está regulada y rigurosamente controlada por unos árbitros debidamente “homologados” así como por una comisión y varios organismos internacionales. Pero la seriedad con que nos tomamos el asunto nos hace olvidar que no es más que un juego arbitrariamente diseñado, en el que el fin verdadero de tanto movimiento y peloteo no es que uno de los equipos gane, sino que el público quede fascinado por el juego, pague su entrada y se mantenga fiel como aficionado o socio. Al final del juego, en el fútbol, los jugadores ganadores suelen abrazarse y saltar de alegría, y el público, por motivos más sentimentales que prácticos, se alegra casi en la misma medida. Los perdedores se darán una ducha y se irán a buscar a sus novias para dejarse consolar.

En la vida real el final del juego puede ser mucho más siniestro: no habrá ya ganadores, todos pierden, pese a las apariencias, los trofeos y los honores. También los “amos” de lo que quede tendrán que vivir en una deteriorada propiedad, codo con codo con sus enemigos, con la despensa peligrosamente desabastecida y el termostato descontrolado.

En el final del juego de la carrera de ratas tecno-capitalista no habrá ganador alguno. Y tampoco habrá novias ni duchas.

tambien_juegan_pelota

 

Risoterapia y literatura

Tom Sharpe

Me acabo de enterar de que ayer 6 de Junio murió-a los 85 años- uno de los escritores al que mejores momentos de lectura le tengo que agradecer: el británico Tom Sharpe, el padre de criaturas tan gamberras como Wilt (y el resto de la serie), El bastardo recalcitrante, Lo peor de cada casa, Exhibición impúdica, Vicios ancestrales… y títulos así de prometedores.

Hoy hecho en falta más autores como él (los hay, pero poquitos), porque el humor es la mejor vitamina… y la mejor defensa contra el contagio de la estupidez . Creo que deberían considerar un premio Nobel de Literatura de Humor, pues el beneficio para la humanidad de ésta podría llegar a ser superior a cualquier otra ciencia o arte.

Apenas como ejemplo de su genialidad, se reproducen a continuación las primeras frases de Vicios ancestrales:

Lord Petrefact pulsó el timbre del brazo de su silla de ruedas y sonrió. No era una sonrisa encantadora, pero casi todos los que conocían bien al presidente del Grupo de Empresas Petrefact, que eran un grupo de desdichados poco numeroso, jamás esperaban de él sonrisas encantadoras. Incluso su Majestad la Reina, que, contra su juiciosa opinión, se dejó convencer por un nada escrupuloso primer ministro y acabó concediendo a Ronald Osprey Petrefact un título honorífico, pensó que su sonrisa era casi amenazadora. A los dignatarios de categoría inferior les reservaba sonrisas que iban desde lo reptiliano hasta lo francamente sádico,según la importancia que él les diera, cosa que dependía exclusivamente de la utilidad temporal que tuvieran para él, o, en el caso de sus más memorables sonrisas, de que no le sirvieran absolutamente de nada.

¿A que invita a seguir leyendo?

Lectura Basura

Pildora roja

No creas en nada meramente por la autoridad de maestros, mayores u hombres sabios.

No creas en nada, ni siguiera porque lo haya dicho yo. Cree solamente después de cuidadosa observación y análisis, cuando encuentres que concuerda con tu razón y que conduce a lo bueno y al beneficio de uno y de todos…

Entonces acéptalo y vive según ello.

Buddha

Sin ser demasiado conscientes, casi inadvertidamente, estamos enfermando; y no poco a poco sino a pasos agigantados. La comida chatarra (comida basura), los aditivos, el azúcar y las harinas refinadas, las grasas “malas”, etc. tienen parte de la culpa. Pero como no solo de pan vive el hombre, también lo que nos entra por los ojos y oídos, la excesiva información (a veces adulterada) que apenas somos capaces de digerir, también nos está envenenando. Las abundantes malas noticias, la inoculada impotencia, el victimismo campante, el “irracional razonamiento” político, los tóxicos contenidos en la prime time televisiva, las tertulias de (…), etc, etc., pueden acabar con nuestra salud mental antes de que la comida basura acabe con nuestra salud física.

Ante este panorama tan amenazador, ¿que podemos hacer? Además de comer más sano, quiero decir.

Lo más fácil, que suele ser también lo más inútil: quejarnos en privado, entre amigos y conocidos; votar a otros diferentes la próxima vez, hacer zaping, cambiar de diario…

Algo más costoso, pero también un poco menos inútil: discurrir sobre los problemas sociales y escribir las conclusiones en algún medio público (cartas al director, un blog, etc.), enviar un poco de dinero a una ong que nos seduzca, consumir con algo de criterio cívico y ecológico, no encender la tele en prime time, etc.

Mucho más comprometido, pero también mucho más eficaz: participar activamente en alguna asociación de las que pretende cambiar el mundo; trabajar en algo en lo que se cree (quizá no buscar el trabajo, sino más bien crearlo); comprometerse con cada acción, escrito y compra con unos principios propios. (No como Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”).

Respecto a esto de los principios, pese a la buena voluntad por sacrificarse por el bien común, podría haber un problema: hay que ir desarrollándolos lenta y penosamente, pues no se venden ya cocinados. Requiere tiempo y dedicación en forma de lecturas reflexivas y lucha contra los prejuicios. Y otro problema suele ser que pocas personas, ni aún los profesores de literatura, suelen aconsejar las lecturas más inspiradoras y adecuadas a los jasp, que son como esponjas de lo bueno y de lo malo.

Para empeorar el tema, no vivimos entre sabios; los más potentes medios de comunicación de masas no facilitan en absoluto que los sabios puedan expresarse. No parece interesar que la gente reflexione. Solo interesa manipular las intenciones de compra y de voto, y mantenernos ignorantes y temerosos. Incluso entre los que ya no ven tele, mucha gente se culturiza entre tuits y sloganes marketinianos de blog barato. Y los libros no siempre son mucho mejores que la tele. Los “buenos” no están entre los best sellers

La buena noticia es que probablemente ya sospechabas que algo no encajaba, que tu vida no tenía el sentido que se supone que debería tener, y que -como Neo- aún puedes elegir la píldora roja

Nuestra memoria externa

tipos moviles de ceramica

“Aunque los hombres nacen y mueren desde hace un millón de años, solo escriben desde hace seismil.”      Etiemble

Desde los primeros grabados en piedra de los que se tiene constancia, hasta los libros electrónicos actuales, se han acumulado muchos desarrollos e inventos para configurar esta memoria o archivo de la cultura humana, externa y tecnológica.

Enumerando algunos hitos destacables:

Lascaux, Francia, 20.000 años antes de nuestra era: unos hombres pintan unos (¿quizá los primeros?) dibujos en una roca.

Uruk, Mesopotamia, 4000 a.d.C.: alguien, quizá un contable, anota en unas tablillas de arcilla registros de sacos grano y cabezas de ganado. Se trata de pictogramas o dibujos simplificados de aquello que representan.

Con el tiempo estos pictogramas se van volviendo más y más abstractos, hasta que no quedará ya ningún realismo en ellos y se convierten en puros signos.

Más tarde, en Sumeria y Egipto, nacería el jeroglífico, un sistema basado en representar indirectamente las cosas, a partir de símbolos que representan los sonidos de las palabras de la lengua hablada.

Babilonia, 1760 a.d.C.: se iniciaría el desarrollo de una de las primeras formas de escritura propiamente dicha, capaz de ser empleada para diferentes lenguas. Los conocedores de esta escritura, los escribas, eran inicialmente una poderosa casta aristocrática. Leer y escribir era un poder muy exclusivo y un privilegio.

Entre tanto, avances técnicos como la hoja (de papiro), la tinta y la pluma se iban introduciendo desde hace unos 5000 años.

Sobre el 1000 a.d.C los fenicios iniciarían el primer alfabeto, que con una treintena de signos permite leer y escribir sin necesidad de los centenares de jeroglíficos del “egipcio” antiguo, los mil ideogramas chinos, o los más de seiscientos signos cuneiformes del escriba de Mesopotamia.

Siglo II a.d.C: aparece el pergamino; hecho de piel, normalmente cordero, ternera o cabra. Con el pergamino cosido nacerían los primeros libros. Fue un invento de sustitución, a falta del papiro que Egipto se negó a seguir suministrando a sus vecinos países de Asia Menor.

Los “nuevos” inventos tecnológicos:

4 siglos antes de la imprenta de Gutemberg, en China ya se desarrolló un sistema de imprenta de tipos móviles de porcelana para imprimir sobre papel de arroz. El problema de los chinos fue que no tenían un alfabeto como en Europa, sino un millar de complejos ideogramas. Un par de siglos más tarde fueron los coreanos los que, inspirados por el invento chino, idearon la primera imprenta de tipos móviles metálicos.

El gran aporte de Johannes Gensfleisch (Gutemberg) fue el de unir una prensa del tipo de las de exprimir la uva, con unos tipos móviles de plomo (más duraderos que los de madera) y un tipo de tinta más densa para que se pegara bien a los tipos. Una combinación de ideas genial, que sin embargo no le permitió disfrutar de las rentas de su invento, pues acabó arruinado por un pleito de su socio prestamista que le obligó a entregar todos los derechos sobre su entonces inacabada -y después famosa- biblia.

La litografía y otros métodos de impresión evolucionarían a partir de la idea de la imprenta , pero sin los tipos móviles. Más recientemente, el offset permitió la impresión muchísimo más rápida y eficiente, de tecto e imágenes, y aún permite la impresión de la mayoría de publicaciones en papel hoy en día, cuando hablamos de grandes tiradas.

"offset" digital para pequeñas tiradas

El siguiente paso de importancia tuvo lugar hace muy poco, de la mano del avance de la informática moderna, que permitió almacenar en forma de bits y visualizar en pantallas electrónicas textos de todo tipo.

Desde hace muy poco tenemos a nuestro alcance una tecnología que tan solo 40 años antes hubiera sido considerada imposible por la mayoría de las personas. Aún hoy nos resulta fascinante a los que no pertenecemos a la generación digital. Pues hoy podemos descargar en pocos segundos, a través de la señal recibida por un par de finísimos cables, cantidades enormes de información, estructurada para su cómoda lectura, modificación y archivo. Disponemos de soportes físicos que pueden almacenar y visualizar, en poco más de 200 gramos de peso (lo que un ligero librito de bolsillo) más de 1000 libros, que pueden leerse a partir de una “tinta electrónica” tan cómoda para la vista como la tinta sobre papel, pues no emite luz y permite leer incluso en exteriores luminosos (como en la playa), además de que no consumen energía mientras no se cambia de página. Y estos mismos soportes (e-readers) pueden guardar nuevos libros que se descargan desde una señal inalámbrica (wifi) , o desde una memoria externa o una conexión micro usb.

También podemos usar para ello una tablet, que es un soporte menos específico, no diseñado exclusivamente para la lectura, pero que permite acceder a imágenes en color ,vídeos y juegos en alta resolución. Sus desventajas, para los lectores empedernidos (como yo): duración mucho menor de la batería, pues no tienen pantalla de tinta electrónica sino pantallas LED (o TFT, los más baratos), que por este mismo motivo no son tan confortables para la vista; y su mayor peso y dimensiones, pues albergan procesadores más potentes, para sus funciones gráficas entre otras.

kindle-paperwhite-tablet-ereader-ebook

En cualquier caso, los fabricantes de e-readers de tinta electrónica (como el kindle-paperwhite) son conscientes de estas otras limitaciones respecto a la tablet y van añadiendo funciones que estrechan las diferencias: la comunicación wifi y 3G, pantallas táctiles para evitar teclas adicionales, salida de audio, posibilidad de añadir notas sobre los libros, etc. Casi podría decirse que las principales diferencias son únicamente la ausencia de colores y la velocidad de refresco de la pantalla, limitaciones impuestas por la propia tecnología de la tinta electrónica.

De hecho, son tantas las opciones, que es muy recomendable visitar una página de análisis comparativo de tipos de soportes digitales, como esta: http://librista.es

Porque hoy nuestra limitación fundamental es de tiempo y discernimiento: no podemos conocer las casi innumerables opciones tecnológicas que tenemos a nuestro alcance.

Recuerden que no existe la opción perfecta; lo que es mejor en un aspecto puede no serlo en los otros, por lo que todo es una cuestión de preferencias y equilibrio. El mismo buen criterio que deberíamos tener para seleccionar nuestras lecturas… y todo lo demás.

Para comprar Kindle Paperwhite

La muerte tenía más de un precio

curiosos-funerales-ghana-L-KWVsX7Se suele decir que la muerte es de las pocas cosas (¿o es la única?) de las que podemos tener total y absoluta certeza. Pero en cierto modo tampoco de la muerte podemos estar seguros, pues también se considera (en muchas culturas) que la extinción de la vida es algo de relativa trascendencia y que no es un final real sino un cambio o tránsito; es decir, que puede tener significados muy distintos en función de la cultura y religión en las que estemos inmersos. Pero al margen de estas consideraciones de carácter trascendental y religioso, el fallecimiento de un ser querido supone un trauma emocional más o menos doloroso, según las circunstancias de cada caso.

the_funeral_of_shelley_by_louis_edouard_fournier En las sociedades modernas actuales no consideramos la muerte como una parte más de la vida, es más, la tendemos a ocultar de nuestras miradas. No debiera sorprendernos, en cuanto vivimos fundamentalmente alejados de la propia Naturaleza, en climatizados edificios de acero, hormigón y vidrio, rodeados de asfalto y tecnología, como luz artificial y alimentos procesados industrialmente. En este contexto de artificialidad de la sociedad moderna, la muerte es algo que se trata de ocultar a toda costa.

Sin embargo, la muerte no llega necesariamente tras un proceso más o menos previsible de envejecimiento y enfermedad; también puede sorprendernos, por supuesto. Es en estos casos en los que disponer de un buen seguro puede suponer una diferencia significativa… para los familiares, claro está. La diferencia de encontrarse en una situación emocionalmente muy estresante en la que apetece menos que nunca realizar las gestiones relacionadas, y peor aún, que no se disponga del dinero suficiente para hacerles frente.

Parece ser que suele entenderse así, y así se explica que pese a la crisis, la contratación de estos servicios no solo no se ha resentido, sino que ha experimentado un pequeño aumento, también debido a los residentes extranjeros, para quienes los trámites aún pueden resultar más complicados y caros.logo rojo_0

En cuanto a si escoger una mutua o una compañía, las mutuas pertenecen a los tomadores del seguro (los que contratan las pólizas; los mutualistas), mientras que las compañías son sociedades que, por tanto pertenecen a los accionistas. En teoría, el objetivo de una aseguradora tradicional es maximizar el beneficio para sus accionistas, y el de las mutuas maximizar los beneficios que obtienen sus mutualistas a través de los servicios que ésta presta.

Resumiendo, parece que es mejor añadir un seguro de decesos (como el de MDC) al seguro general, que tener un seguro de vida convencional. Porque recibir ayuda en un momento así, no tiene precio.

Más información:

http://www.asesorseguros.com/mutuas.html

 

http://www.teledocumentales.com/funerales-de-color-en-ghana/

 

http://ghaneantes.wordpress.com/2012/03/15/de-funeral/

 

http://esoterismo-guia.blogspot.com.es/2012/06/diferentes-ritos-funerales-entierros.html

 

“M” de control social

Philippe-IV_les-TempliersHace unos días, en una charla impartida por un integrante de los Iaioflautas, ese grupo de jubilados indignados nacidos del movimiento15M, se mencionaron las tres emes que permiten el control de la población por una minoría poderosa: miedo, mansedumbre y mentira.

No puedo estar más de acuerdo, aunque añadiría manipulación, la utilización de la mentira, la propaganda y el miedo con una finalidad de control.

Todas estas emes me recuerdan mucho al feudalismo, forma de organización social propia de un tiempo que creíamos mucho más lejano. ¿por qué? Porque el orden social de entonces se basaba en esas tres emes; y hoy parece que también. Sigue leyendo

Una lengua universal.

De vez en cuando me lo planteo. Aunque soy consciente del gigantesco desfase entre los avances  tecnológicos y el “retraso humanistico” en todo el mundo (aunque en unos lugares más que en otros), aún me sorprendo al comprobar la enorme dificultad que padecemos a la hora de comunicarnos, seguramente una de las principales causas que lastran el desarrollo social de la humanidad entera.

Porque otra vez las dificultades no son tecnológicas, pues disponemos de un maravilloso conjunto de tecnologías casi inimaginables hace unas pocas décadas, sino de la capacidad de ponernos de acuerdo sobre algo mucho más simple: la adaptación de una lengua auxiliar universal para toda la humanidad.

Y ya existe esa lengua, conocida como Esperanto. Es fácil de aprender por su diseño simple y práctico, y la hablan al menos 2 millones de personas como segunda lengua. Es una lengua que se aprende en mucho menos tiempo que cualquier otra, que sería lengua común y no patrimonio exclusivo o diferenciador de nadie; cuya cultura anexa sería la de la humanidad entera, y que podría acercar a personas de diferentes países y culturas de todo el mundo, de forma mucho más eficaz y neutra que otras lenguas que no son tan universales como se pretende (me refiero al inglés, claro).

El desarrollo es, como siempre, una cuestión de elegir buenas opciones. La comunicación, que hoy la tecnología hace posible entre personas residentes en partes opuestas del globo, presenta, sin embargo, otro gran obstáculo: la lengua; pues si bien se pretende que el inglés cumpla esta función, aún son muy pocas las personas (a parte de los propios nativos, claro) con un dominio de esta lengua lo suficientemente amplio como para permitir una comunicación eficaz y precisa en ambitos que así lo requieren.

Os invito a conocerla. Yo, por mi parte, dedicaré algún tiempo a su aprendizaje, como buen utópico.

Precisión suiza

Gruyeres da nombre al famoso queso agujereado.

Por Alberto Montiel

Acabo de regresar de un viaje de una semana por Suiza y me han llamado la atención una serie de detalles diferenciadores con España, el país donde resido, de los cuales alguien podría tomar nota, digo yo:

En Suiza, aparte de cobrar salarios mucho más elevados que en España en cualquier empleo, no tienen una tasa de paro tan extremadamente elevada como para mantener una población activa angustiada ante la posibilidad de perder su precario empleo (y ni el miedo ni la pobreza agudizan el ingenio ni mejoran la productividad). Para observar esto no era necesario hacer tantos kilómetros, dirán ustedes. Vale, pero hay más diferencias de las cuales yo no supe hasta que fui por allí y observé y hablé con gente del lugar.

Sigue leyendo

Metáforas accidentales y otras curiosidades

Reconozco que soy un entusiasta de las metáforas, aunque también he de reconocer que éstas se pueden usar abusivamente , como quizá haga yo mismo; no puedo evitarlo, después de todo.

Las primeras metáforas que evoca mi incontrolable mente al hojear un periódico abandonado de ayer se deben a la noticia de que el famoso y rentable director de cine James Cameron ha anunciado en Japon su interés en un nuevo proyecto económico-artístico basado en las consecuencias de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagaski. Bravo por él, pues aunque gana dinero -y mucho- lo hace al menos con historias entretenidísimas y visualmente muy atractivas que, por si ya fuera poco, aportan mensajes aleccionadores. Ya me explayé abundantemente sobre una de sus famosas películas en el post “El hundimiento del Titánic”, que recomiendo leer a los visitantes (accidentales o no) de este humilde y ecléctico blog.

Sigue leyendo